La disputa por conectar a toda la humanidad a la web (y dominar el mundo) | Internet en todo

Internet ha revolucionado la manera en que vivimos en nuestro planeta: pasamos de usar el servicio postal que tardaba días en enviar un mensaje a la instantaneidad del e-mail. Abandonamos la costumbre de comunicarnos con nuestros amigos mediante cadenas de llamados para arreglar todo por grupos de whatsapp, dejamos de imprimir fotografías para compartirlas de manera digital…En fin: con la masificación de internet, cambiamos casi toda nuestra rutina diaria.

A su vez, al estar conectados a la misma información gracias a que en su mayoría la encontramos gratis mediante buscadores como Google o Bing, y enciclopedias online como Wikipedia, internet actúa como un igualador de oportunidades a la hora de acceder a la información.

¿Se imaginan un mundo sin internet?

Screen Shot 2015-03-28 at 12.36.50

Técnicamente, lo somos: solamente el 37,9% de la población mundial usa internet por lo menos una vez AL AÑO. Como somos aproximadamente 7.000 millones de habitantes, esto implica que en el mundo hay al menos 4.347 millones de personas que no utilizan la World Wide Web. Es decir que hoy, lejos de equiparar oportunidades, formamos parte de una minoría de humanos que tenemos acceso a un sistema que nos permite acelerar los procesos educativos, optimizar procesos productivos, etc.

The-Next-Billion-Series-Connecting-the-Next-Billion-Internet-Users_720x360

¿Ven algún factor en común entre los puntos más brillantes del mapa que muestra la circulación de datos por internet a nivel mundial? Efectivamente, hoy en día son los países ricos los que poseen la mayor y mejor conectividad. De las conexiones nuevas que se unirán desde ahora al 2017, se estima que el 61% serán de la región de Asia-Pacífico, principalmente China, India e Indonesia.

Como la mayoría de herramientas son gratuitas, con tan solo brindar una conexión a una velocidad aceptable ya estaríamos comenzando a incluir más y más gente, pudiéndonos nutrir nosotros también de todo el contenido que ellos/as estén dispuestos/as a compartir. Podríamos llegar a ser casi el triple de usuarios que los que somos ahora; salto grande en las comunicaciones si los hay.

 

¿Por qué alguien se molestaría en conectarnos gratis a todos?

El triple de gente, el triple de negocio: si bien la mayoría de sitios que visitamos no nos cobran, esto no significa que no haya un negocio por detrás: la publicidad. Actualmente, más del 97% del total de los ingresos del gigante Google se perciben debido a AdWords, su producto estrella de publicidad segmentada, que en el año 2014 recaudó U$S 59.000.000.000 (59 mil millones de dólares). En el mismo período, Facebook percibió ingresos por U$S 12.470 millones gracias a su sistema de anuncios Facebook Ads, representando un crecimiento del 58% con respecto al año anterior. Aún si nos conectamos sin pagar por la conexión, para estos dos actores el negocio sigue siendo redondo, debido a que sus clientes directos son los anunciantes y nosotros seríamos el “inventario” que tienen para ofrecerles. Venimos por buen camino: tomó 22 años conectar 2 mil millones de personas a internet. En los próximos 2 años, ya vamos a poder duplicar este número.

Internet para todos: superando las barrera de la conectividad

Con estas palabras, Mark Zuckerberg, el fundador de la más popular red social de todos los tiempos, inauguraba el programa de internet.org en agosto de 2013:

Nosotros creemos que la conectividad es un derecho humano. Esta no puede ser simplemente un privilegio para los ricos y poderosos; necesita ser algo que todo el mundo comparta.”

 

“Cuando comencé Facebook, lo hice desde un dormitorio. Quiero decir: ¿quiénes son todas las personas que probablemente podrían estar construyendo servicios que el mundo se está perdiendo porque ellos/as no tienen las herramientas que necesitan para desarrollarlos? No estamos ayudando solamente a quienes no tienen acceso a internet, también estamos mejorando el mundo para todos los demás. Este es el deseo que me moviliza: conectar el mundo, darles a todos una voz.

Screen Shot 2015-03-28 at 12.39.55

Esta es una iniciativa producto del acuerdo entre FB y 6 empresas de telefonía móvil a nivel global ( Samsung, Ericsson, MediaTek, Nokia, Opera Software y Qualcomm) para llevar conectividad gratuita a las zonas que más lo requieran.

¿Por qué los acuerdos se realizan con empresas de telefonía móvil?

Esto ocurre porque todo indica que los próximos mil millones de usuarios serán en su mayoría mobile-only, es decir, que accederán solamente mediante su celular o tablet. Ya en el año 2014, la navegación mediante dispositivos móviles a nivel mundial superó a la de dispositivos fijos:

Screen Shot 2015-03-28 at 13.01.48

Y, si observamos cuáles son los países que más utilizan como fuente principal de navegación a estos dispositivos, nos encontramos con quienes se encuentran en más crecimiento de conectividad: Nigeria, India, Sudáfrica e Indonesia. Esto se debe a que comprar un smartphone resulta mucho más barato que comprar un ordenador de escritorio, mientras que, con el auge de los procesadores para celulares cada vez más potentes, ambos terminan cumpliendo cada vez más un rol más parecido.

En este proyecto, hay un truco que abre una discusión mayor, aún sin saldar: con esta conexión, solamente se puede acceder a determinados sitios, entre los que se destacan Wikipedia, Facebook, Accuweather, Unicef y unos pocos portales más. Ausentes de este listado vemos a Google, YouTube, Bing, Twitter y a cualquier otro potencial competidor de la red social azul. Esta iniciativa viola entonces el acuerdo hasta ahora tácito sobre la neutralidad de la red, dando internet condicionada a que visitemos solamente determinados sitios. Definitivamente, Zuckerberg nos habló con el corazón, pero sigue actuando con el bolsillo.

Conectar hasta los lugares más remotos

Además del factor económico, otra de las barreras que enfrentamos es la geografía del planeta, imposibilitando la generación de proyectos viables de conectividad por tierra. Es por esto que, el 26 de marzo de 2015, el mismo Zuckerberg anunció el éxito de los tests en drones que funcionan a energía solar, con alas más extensas que las de un Boeing 737 que brindan internet gratis de alta velocidad hacia las zonas que sobrevuelan.

base_image

Este proyecto no es pionero en el asunto: en junio de 2013, Google anunció el comienzo de las pruebas de Project Loon, una iniciativa para armar una red de globos aerostáticos que navegan aprovechando las distintas corrientes de aire de la estratósfera, también potenciados mediante energía solar, que armarán cinturones de conectividad, el primero del cual tiene pensado pasar en la latitud que comparten Australia, Chile y parte de África.

google-project-loon-designboom00

Dilemas del mundo que se viene. Preguntas para pensar.

  • ¿Qué ocurriría si los proveedores nos comienzaran a brindar internet gratis, pero solamente para algunos servicios? ¿Preferiríamos que no lo ofrezcan? ¿Tendrían que ser reguladas estas prácticas desde cada Estado?
  • Un mundo en el que estemos todos conectados, ¿qué barreras tiraría? ¿Quiénes ganarían y quiénes perderían poder bajo estas circunstancias?
  • Si internet.org nos invitara a navegar gratuitamente, bajo condición de loguearnos con nuestra cuenta de Facebook, ¿estamos preparados para el fin del anonimato en internet?¿Cuánto le costaría a un gobierno acceder a nuestros datos completos con una orden judicial, o simplemente por decreto?
  • Si eso sucede, ¿quién podrá defendernos?

Chapulín Colorado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *