Los sueños que no fueron

Afirmar que estamos viviendo la revolución de las comunicaciones no es novedad alguna: todos los días, tenemos más acceso a la información desde nuestro celular que el que cualquier libro de ciencia ficción se animó a imaginar jamás. Por lo tanto, hablemos de algo más interesante: los sueños de revoluciones tecnológicas que sí llegamos a soñar y que hasta el día de hoy siguen truncos.

Para llevar a cabo esta nota, utilicé una herramienta de Google llamado Ngram Viewer, en la cual, según los libros que tienen indexados, podemos observar tendencias históricas según en qué porcentaje de las publicaciones de cada año, desde 1800 hasta la actualidad, se hablaba con estos términos. Los invito a pensar un poco en los picos, contextualizar estas predicciones y tratar de entender qué nos pasó.

Transporte supersónico

Screen Shot 2015-07-24 at 14.23.07

Se le llama velocidad supersónica a la que adquiere el sonido cuando es propagado en la atmósfera terrestre. Esta es de aproximadamente 343 metros por segundo, es decir, 1234 kilómetros por hora. Con la invención de las turbinas de aviones, el tema del viaje supersónico comenzó a volverse la obsesión de muchos en el ámbito científico. En el año 1947, el estadounidense Chuck Yeager se convirtió en la primera persona en superar esta barrera, con su avión cohete. Desde ese momento, el objetivo se volvió mucho más ambicioso: lograr volar a esas velocidades en vuelos comerciales para pasajeros. Inmediatamente, Estados Unidos y la URSS, las dos potencias que disputaban el poder mundial en esta suerte de superclásico del siglo XX, pusieron manos a la obra. Los primeros en meter un gol fueron los rusos, con el Tupolev Tu-144, logrando despegar el 31 de diciembre de 1968.

_47226323_2668836

Sin embargo, el 2 de marzo de 1969 (tan solo tres meses después), los norteamericanos ya estaban haciendo despegar el Concorde, empatando el encuentro 1 a 1.

concorde

Nótese el pico en el gráfico: todo el mundo estaba entusiasmado, esperando la definición del partido, listos para volar desde Londres hacia Nueva York en 3 horas y media.

Sin embargo, hay muchos problemas que dejaron esta promesa por la mitad: la viabilidad económica, el combustible necesario, el sobrecalentamiento que experimentan los aviones a esta velocidad, el ruido y el peso de la nave.

Con el paso del tiempo, el pico de atención fue decayendo y todavía seguimos esperando.

Criónica

criónica

La criónica consiste en el mantenimiento a bajas temperaturas de un cuerpo que no puede seguir viviendo, con la esperanza de que la medicina del futuro pueda curarlo y “revivirlo”. Este tema comenzó a ser hablado seriamente en el siglo XX cuando Evan Cooper publicó “Inmortality: Phisically, Cientifically, Now” y Robert Ettinger salió con “The Prospect of Inmortality”, entre otros libros que se “viralizaron” en la época. Muchas sociedades fueron fundadas con ese fin, sin ninguna poder llegar a una solución que previniera el daño por la cristalización del hielo y la isquemia , así como tampoco nadie pudo idear un mecanismo de reanimación efectivo.

Walt Disney

Si bien es leyenda de que Walt Disney se encuentra en ese estado, esperando que la nanotecnología evolucione lo suficiente, este rumor ha sido desmentido en numerosas ocasiones. Aún así, algunos famosos sí se encuentran congelados, como el beisbolista estadounidense Ted Williams.

Actualmente, DARPA financia algunos proyectos relacionados con el tema y las investigaciones no se detienen.

Auto Eléctrico

Screen Shot 2015-07-24 at 14.47.23

Coría el año 1880 cuando Thomas Alva Edison lograba patentar la lámpara eléctrica. Mientras las primeras ciudades del mundo iban adoptando este nuevo sistema que prometía transformarlo todo (y lo hizo), 28 años después, Henry Ford comenzaba a producir sus famosos autos destinados al consumo masivo en su línea de montaje. Esta combinación de ideas fue trending topic a principio de siglo XX, imaginando que no faltaría mucho para que alguien pudiera mezclar con éxito ambas tecnologías.

Pasaron los años y el interés se fue disipando. Las ventajas de implementar este tipo de energía serían muchas: el costo de “cargar el tanque”, o sea, cargar la batería, sería mucho menor, la contaminación y el ruido se reducirían dramáticamente, la seguridad de los autos sería mucho mayor porque el tanque no podría explotar, entre otras. Todos estos proyectos quedaron como excentricidades, sin que nadie pudiera dar con una solución para lanzar este producto hacia el consumo masivo. Actualmente, hay varios proyectos en marcha para convertir esta vieja ilusión en realidad. Quizás, el más famoso sea Tesla Motors, cuyo principal accionista es Elon Musk, que ya está produciendo hace varios años vehículos de calidad premium. Si bien los precios parten de la base de los U$S 70.000, la compañía ha anunciado desde el principio su intención de continuar reduciendo este precio hasta hacerlo accesible a todo el mundo y “cambiar el concepto de auto” para el mundo entero.

tesla-car

Máquina del tiempo

Screen Shot 2015-07-24 at 14.18.35

A tan solo unos meses de que se cumpla la supuesta fecha en la que Marthy McFly viaja al futuro en el Delorean, podemos afirmar que el interés general sobre el tema jamás dejó de crecer. Sin embargo, no observamos picos debido a que nadie hasta el momento pudo realizar ningún avance significativo al respecto.

Volver al futuro

Stephen Hawking sugiere que este concepto es imposible de realizar, al menos en viajes hacia atrás en el tiempo, debido a que, si en el futuro ya lo hubiéramos logrado, estaríamos repletos de “turistas del futuro” que vienen a visitarnos. Otra alternativa sería que, al haber descubierto la peligrosidad de modificar el pasado, se esté utilizando precaución y sin alterar el estado de las cosas.

Comunicación Inalámbrica

Screen Shot 2015-07-24 at 14.47.10

¡Por fin una idea que retomamos! El sueño de principio de siglo del “telégrafo inalámbrico” ya está con nosotros. 🙂

df7651c3eea3a63b0a2101a39798a115

Viajes espaciales

Screen Shot 2015-07-24 at 11.19.00

El 20 de julio de 1969, Neil Amstrong ponía el primer pie en la luna. Ante lo que fuera el amague más grande de la historia de la humanidad, la prensa y opinólogos de la época no tardaron en predecir vacaciones a la luna en familia a menos de una década de distancia. Actualmente, la posibilidad de hacer esto realidad, y a un precio accesible, es tan remota que se multiplican las teorías conspirativas sobre si en realidad llegamos a este satélite natural alguna vez.

i_84065366

Una de las empresas que están trabajando al respecto es también de Elon Musk: SpaceX. Si bien se ha anunciado que en el año 2018 saldrá una expedición con el objetivo de fundar una colonia humana en Marte, el coste del viaje, solo de ida y con una duración de 9 años, está bastante lejos de nosotros que estamos ahorrando para el veranito: 35 mil millones de dólares.

Los sueños que serán

Para finalizar, veamos dos gráficas finales que nos da Google Trends.

Impresión 3D

3d printing

Actualmente, han surgido muchas empresas en el mundo que fabrican y proveen impresoras 3D. Quizás, la más conocida en Latinoamérica hoy en día sea el caso de Trimaker. Hasta ahora, y por el costo que conlleva tanto la fabricación de la máquina como de las piezas, estas impresiones se enfocan en necesidades muy puntuales de industrias muy especializadas: algunos ejemplos son los anuncios de impresión de órganos, los experimentos de construcción de casas y la NASA intentando imprimir pizza en 3D para sus astronautas. La tendencia para el futuro, es decir, nuestra predicción, es que los costos de fabricación y velocidad de impresión sigan disminuyendo hasta que todos podamos tener nuestra propia impresora en nuestra casa.

Internet de las Cosas

internet of things

El Internet of Things es un concepto acuñado para explicar que en el futuro todos nuestros objetos van a estar conectados a esta gran red. De esta forma y mirando hacia el pasado, sería como si alguien hubiera predicho la electricidad de las cosas, afirmando que íbamos a tener electricidad no solamente en nuestras lamparitas, sino también en la máquina de afeitar, los relojes, la pava y tantas otras cosas. Con 761 millones de resultados en la búsqueda de Google, hoy en día sobran empresas que están trabajando en este concepto: desde smartwatches y autos con internet, hasta lamparitas y sensores para las plantas. ¿Los desafíos para esta tecnología? Además de reducir los costes, mostrar una utilidad clara y lograr un producto estrella que todo el mundo quiera tener.

Reflexiones finales

Sobre ideas para nuevas startups, Paul Graham una vez dijo “Vive en el futuro. Luego, construye lo que falta”. Como sociedad, no podemos evitar sobre-excitarnos ante los anuncios que vemos a diarios de nuevas tecnologías y sobre cómo están transformando al mundo en el que vivimos. ¿Habremos aprendido de las exageradas predicciones del pasado? ¿O terminaremos cayendo nuevamente en comprar humo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *